NoticiasPortada

El nuevo SsangYong Korando 2019.

Es difícil que un Salón del Automóvil como lo es el de Ginebra, no genere tantas expectativas como todos los amantes de la evolución automotríz esperamos develar en esa gran reunión donde las empresas nos muestran el esfuerzo invertido durante algunos años previos para lograr el producto que nos ofrecen hoy.

En esta oportunidad les voy a comentar acerca del nuevo SUV compacto que la marca coreana presentó en este Salón de Ginebra y que para ella representa un producto esencial en el número de ventas y posicionamiento a nivel global: me estoy refiriendo al SsangYong Korando. Efectivamente, esta nueva cuarta generación presenta una estética absolutamente diferente, con un cambio de estilo en el empleo de líneas y curvas que conforman su figura, pero que le quedan de maravilla. Sin dudas estamos ante una evolución total de la tercera generación que le precede, diferenciándose no sólo en los rasgos generales, sino también en la interpretación de lo que desea el público consumidor. Si lo observamos a simple vista, nos vamos a dar cuenta que ofrece una imagen más robusta, con mayor espíritu agresivo, pero mucho más armonioso y con líneas refinadas. Desde su frente observamos un cambio más racional: cuenta con una parrilla superior de menor tamaño, atravesada por una línea cromada con su logo central, pero su prolongación baja y adapta la línea inferior de las ópticas, que tienen formas muy rectas, bien definidas con cinco caras y cuentan con tecnología led. Por el contrario, la parrilla inferior tiene seis caras y adopta una forma con mayor volumen, aportando un aspecto de mayor robustez. Se ve acompañada con una solución de neblineros, enmarcados en un espacio de forma irregular, con pequeñas tres luces que se van acomodando de forma vertical. Y por debajo de toda esta presentación, se extiende a lo largo otra pequeña entrada de aire longitudinal. El capot presenta nervaduras cóncavas que se van concentrando en los extremos de la parrilla superior y el comienzo de las ópticas.

Su perfil nos muestra una conjunción de líneas rectas y curvas que definen un carácter bién definido desde la trompa hasta casi el final de la segunda puerta, estilizando su contorno; y continúa con una exaltación de hombros del segundo tren de rodaje, permitiéndole ubicar las manillas de aperturas de puertas traseras un poco por encima de las delanteras. Este resalto genera una perspectiva con carácter personal. Su tercer parante está muy bién logrado, y presenta una línea longitudinal divisoria que resalta el comienzo del techo, pero una vez que se encuentra con el vidrio del portón trasero, baja su recorrido acompañándolo hasta su parte inferior. Esta solución “simula” una terminación con mayor inclinación, resolviendo de manera elegante su corte de SUV. Junto a un buen despeje del suelo, acompaña todo el contorno inferior del vehículo, incluídos los pasa-ruedas, y parachoques delantero y posterior, una protección de plástico oscuro que le da una apariencia más off-road. En los paneles de las puertas, la forma superior del protector acompaña el trazo de las líneas inferiores de tensión, dando una personalidad propia, pero que a su vez le asientan de maravillas. Los aros elegidos son de 19 pulgadas, influyendo en su carácter general.

En la parte posterior vemos dos grandes ópticas de forma irregular, que se incorporan en el lateral del guardafangos, y que cuentan con tecnología led. Utiliza la misma solución para “apoyarlas” sobre una línea cromada que modifica su trayectoria al terminar de recorrer su contorno inferior, elevando levemente su curvatura para luego acompañar la línea horizontal de tensión que recorre toda la luneta. Su gran logo está ubicado en el medio, por debajo de la línea cromada, simulando ser la pieza que soporta el cuadro descripto. Por otro lado, nos encontramos que su concepción no es el de una estética plana, sino que por el contrario presenta diferentes niveles en su volúmen. Ya por debajo de la línea de contorno del portón, en el paragolpes propiamente dicho, se ubican en ambos lados dos ópticas de forma irregular que cumplen las funciones de intermitentes, marcha atrás y antinieblas. Si bien muchas marcas optaron por esta solución, desde mi punto de vista quedan muy expuestas a impactos ocasionados por estacionamientos o acercamientos, y desde el punto de vista estético puede llegar a ser una solución cuestionable. Siguiendo con el protector inferior de plástico, en la parte central simula la ubicación dos generosas salidas de escape, que junto al tono gris que tienen le dan un look más vistoso. Si hay algo para destacar, son los ángulos de ataque con que cuentan tanto el frente como su parte posterior, brindando cierta “comodidad” para sortear algunos lugares un poco desparejos en el off-road limitado de este vehículo.

Una vez adentro del habitáculo, nos encontramos con un diseño interior totalmente nuevo y moderno, destacando el tablero digital de 9 pulgadas configurable y una pantalla central de 10.25 pulgadas del tipo táctil, donde el sistema de infoentretenimiento ha sido agiornado. Este nuevo habitáculo ha sido llamado por la marca como “Blaze Cockpit”. Han cambiado el volante por uno más moderno, con la posibilidad de manejar muchas funciones. Por supuesto que la plancha del tablero general, ha sido totalmente modificada, aplicando combinación de plásticos e incorporando unas líneas horizontales superiores que se incorporan en los paneles de las puertas laterales, creando un clima que envuelve al conductor en un ambiente acogedor. La pantalla central es de gran resolución, y tiene la virtud de tener separado el control del climatizador mediante la utilización de prácticas perillas. En líneas generales, la habitabilidad cambió por completo, dando una sensación de mayor calidad en el empleo de materiales. En cuanto a la seguridad, esta generación presenta más ayudas, incluyendo el sistema de Seguridad Activa de Ssang Yong (SASS).

Sus medidas fueron ligeramente modificadas, llegando a medir 4,41 metros y 1,83 de ancho. Su habitáculo es más generoso, con una capacidad de carga de 551 litros, alcanzando a superar los 1.500 litros con la segunda fila de asientos rebatidos. Inicialmente va a ofrecer un motor de gasolina de 1.5 litros y 163 CV, y uno diesel de 1.6 litros y 135 CV con catalizador SCR para terminar de quemar las partículas tóxicas no combustionadas y así poder reducir las emisiones. Están hermados con cajas manuales y automáticas de 6 marchas, y vendrán con opciones de 4*2 y 4*4.

En el 2020 ofrecerán una versión híbrida enchufable, utilizando el mencionado motor de gasolina. Cabe hacer la acotación que las versiones pueden modificarse en función del mercado en que se realice la comercialización. Finalmente, para definir a este nuevo Korando, podemos decir que es un SUV compacto de muy lindo diseño, que mejora ampliamente en la calidad general del auto, que ofrece mejor habitabilidad y que se actualizó tanto en seguridad como en rublo de infoentretenimiento, posibilitando impactar positivamente en la penetración del segmento que actualmente es el más demandado y competitivo del mercado.

Mostrar más

Alberto Mario Kuchen

Apasionado por los autos. Familiarmente vinculado a este maravilloso mundo y al de las carreras de autos: mi padre que corrió en la década de los años 60 con el seudónimo de Sandokán. Como Ingeniero Mecánico Aeronáutico, la tecnología en pos de la seguridad y la mejora continua, siempre llamó mi atención. Mi compromiso con ustedes para compartir e investigar en todo lo que viene.

Artículos relacionados

1 thought on “El nuevo SsangYong Korando 2019.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *